SOBRE

Monitorización de los niveles de cistina. Aspectos técnicos de interés para el clínico

img blog
Por:

Monitorización de los niveles de cistina. Aspectos técnicos de interés para el clínico

Garcia-Villoria, Judit

Sección de Errores Congénitos del Metabolismo-IBC. Servicio de Bioquímica y Genética Molecular. Hospital Clínico de Barcelona. IDIPABS. CIBERER.


Resumen

En este artículo se recoge una revisión sobre la monitorización de cistina intragranulocitaria (CISG) en 74 pacientes españoles durante los últimos 12 años y se realiza una comparación con otras poblaciones. Actualmente, se monitoriza la CISG en el 89 % de los pacientes con cistinosis pediátricos (PCP) y en el 59 % de los adultos (PCA). Estos datos se correlacionan con estudios previamente publicados que demuestran una menor adherencia al tratamiento en edad adulta. Se han analizado los niveles de CISG de 722 muestras pertenecientes a PCP y 472 de PCA. La media de valores de CISG es igual en ambas cohortes de pacientes, y aunque es superior a otras poblaciones, se podría justificar por la utilización de granulocitos en lugar de leucocitos totales. La frecuencia de monitorización es mayor en PCP que en PCA, pero se observa que, independientemente de la edad, el valor de CISG aumenta cuando hay una menor frecuencia de monitorización.

Solo el 24 % de los pacientes presentó una CISG indicativa de buen control terapéutico de forma estable, un porcentaje menor que en otras poblaciones. Además, el 58 % de los pacientes (mayoritariamente PCP) presentaban niveles fluctuantes de CISG, que podrían deberse a un mal rendimiento en el aislamiento de granulocitos (debido al envío de <6 mL de muestra y más de 24 horas de transporte), por no extraer la muestra a la hora exacta postratamiento, por una falta de adherencia al tratamiento o por una inadecuada administración de la medicación. Actualmente se están explorando nuevos biomarcadores complementarios a la CISG.

Palabras clave: cistinosis, cistina intragranulocitaria, cistina leucocitaria, cisteamina, monitorización de tratamiento.


Abstract

This article reviews intra-granulocyte cystine (IGCYS) monitoring in 74 Spanish patients over the last 12 years and compares it with other populations. Currently, 89% of pediatric cystinosis patients (PCP) and 59% of adult cystinosis patients (ACP) are monitored. These data correlate with previously published studies showing lower adherence to treatment in adults. The IGCYS levels of 722 PCP and 472 ACP samples were analyzed. The mean IGCYS values are equal in both patient cohorts, and although higher than in other populations, this might be justified by the use of granulocytes instead of total leukocytes. The frequency of monitoring is higher in PCP than in ACP, but we found that, regardless of age, the IGCYS value increases when there is a lower frequency of monitoring.

Only 24% of patients had an IGCYS indicative of reasonable stable therapeutic control, a lower percentage than in other populations. In addition, 58% of patients (mostly PCP) had fluctuating IGCYS levels, which could be due to poor granulocyte isolation performance (shipping <6 mL of sample and more than 24h of transport), failure to draw the sample at the exact time post-treatment, non-adherence to treatment or inadequate administration of medication. New biomarkers complementary to IGCYS are currently being explored.

Keywords: cystinosis, intra-granulocytic cystine, intraleukocytic cystine, cysteamine, treatment monitoring.